Menú +

EL IMPUESTO DE CIRCULACIÓN Y LOS COCHES ELÉCTRICOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una buena forma de evitar pagar el impuesto de circulación y contribuir a la vez al bienestar ecológico del planeta es beneficiarte de las ayudas económicas que concede el estado y hacerte con un vehículo eléctrico o híbrido.

Si el vehículo que compras nuevo en el concesionario expulsa a la atmosfera menos de 120 g/km de CO2 el impuesto de matriculación te saldrá gratuito, esto es algo que al adquirir un vehículo híbrido o eléctrico se da por sentado ya que la cantidad de emisiones son prácticamente nulas.

Los vehículos eléctricos funcionan exclusivamente con una batería donde se almacena energía eléctrica que permite al coche moverse y realizar todas las funciones que tenga instaladas el coche de serie. El mayor problema de estos vehículos es la autonomía de la batería y el tiempo de recarga, aunque actualmente ya hay vehículos eléctricos que tienen una autonomía de más de 300 km y Samsung está desarrollando la tecnología de carga rápida que aplica para la recarga de las baterías de sus smartphones para vehículos eléctricos de forma que se pueda recargar una batería de un vehículo eléctrico en poco más de 30 minutos. Otro de los problemas que existen en nuestro país es la falta de lugares donde cargar las baterías ya que hay ciudades que no disponen de ninguno de estos cargadores pero es muy probable que las normativas europeas acaben obligando a los países a instalar cada vez más cargadores de vehículos eléctricos.

Los vehículos híbridos cuentan con un motor eléctrico que funciona hasta que el vehículo alcanza los 50 km/h, en cuanto el vehículo pasa de esta velocidad salta el motor de combustión. De esta forma el consumo y las emisiones se reducen sobre todo en las ciudades, ya que dentro de ciudad se circula como máximo a 50 km/h y usaríamos el motor eléctrico continuamente emitiendo 0g/km a la atmósfera.

VENTAJAS VEHÍCULO ELECTRICO.

 

  1. No emiten gases contaminantes y su fabricación es respetuosa con el medio ambiente.
  2. El coste de uso de un vehículo eléctrico es muy bajo 100km=1 euro
  3. La zona azul es gratuita si dispones de un vehículo eléctrico
  4. Se puede circular por zonas limitadas por motivos medioambientales
  5. Los seguro de los vehículos son más baratos
  6. No emiten ni calor ni ruido.
  7. Tienen menos averías mecánicas y menos desgaste de frenos y neumáticos.