Menú +

Sustitución de la correa de distribución: mitos y certezas

No existe ninguna duda de que estaríamos tratando con uno de los aspectos más críticos que tendremos la ocasión de poder encontrar en nuestro motor. La correa de distribución posee una función realmente importante, se encarga de mantener en una situación de perfecta sincronización entre la parte de arriba del motor, esto es, en donde se ubican las salidas y levas, con la zona inferior, esto es, el cigüeñal, cilindros y bielas. Existen tres esquemas diferentes para poder alcanzar esta funcionalidad:

– Los engranajes: por poner un ejemplo podemos ver este sistema en el Mercedes Unimog
– Por medio de cadenas: como por poner un ejemplo el modelo del Honda Fit
– Por medio de una correa: de la forma que podemos ver en la mayoría de los diferentes modelos de motores que existen actualmente

Se habla bastante sobre el momento de sustituir esta correa. Muchas cosas son verdaderas y otras no, por ese motivo es que en este momento deseamos comentarte algunas cosas sobre esto, con idea de poder mitigar cualquier duda al respecto.

Como nos toca hablar acerca de esta correa, tienes que saber que esta se trata de un entramado hecho de lona el cual está envuelto usando diversos compuestos de goma, posee la zona exterior plana, sin embargo, la zona interior es dentada. Tienes que saber que ésta se ubica sobre poleas dentadas, y existen diferentes rodamientos lisos en los que la correa se tensa.

Esta correa de distribución tiene una vida útil que habitualmente se sitúa en torno a los sesenta mil kilómetros, esto es, que hablamos de unos 5 años como máximo. Pese a que puedes encontrar correas de distribución en varios de los muchos desguaces en Valencia, este repuesto conviene adquirirlo de estreno. Tienes que tener en cuenta que se deben de respetar cualquiera de las dos medidas de uso previas y no es aconsejable para nada el superar este espacio de vida total, si lo hacemos corremos algún peligro, ésta puede partirse o causar daños al motor en caso de que se soltara un diente.

Debes de tener en cuenta que esta correa no se debería de usar de nuevo una vez la has situado, esto se debe a que la correa solamente se tiene que tensar una sola vez, pues en ese instante se estira una maya que incluye en el interior, de esta manera si la retiras y utilizas de nuevo esto no permitiría que tenga una vida total que sea muy larga.

Como compendio: las mejores recomendaciones que te podemos ofrecer para el cambio de esta correa de distribución, es que lo lleves a cabo cada sesenta mil kilómetros o bien cada cinco años como tope para eludir cualquier problema.